Mili una historia. Epílogo

1976 y 1977 fueron años clave para la transición de la dictadura a la democracia; hay que recordar que en Junio de 1977 se producen las primeras elecciones democráticas desde la Guerra Civil y comienza a elaborarse la Constitución. Se requería para ella el acuerdo unánime de los partidos políticos de todas las tendencias, incluidos los partidos nacionalistas.

Mientras tanto, ¿qué se esperaba del ejército, de sus jefes acostumbrados a mandar y también a obedecer? Lo que podía esperarse de un ejército era que se mantuviera en su sitio, bajo órdenes, sin entrometerse. Sin embargo, el miedo a que pretendiera imponerse por la fuerza era evidente. Y ese miedo permaneció en la mente de todos, incluso años después. Pero de eso no se hablaba o se hacía con sigilo.

El tiempo vivido en democracia cambió al ejército que pasó a ser profesional, a encuadrarse en la OTAN, a participar en numerosas intervenciones humanitarias que no dejan de originarse. Y también hubo un cambio en la consideración que la población civil tenía de él, pasando de tenerle miedo a tenerlo como la institución que va a venir en ayuda de esa población cuando se le demande.

Durante toda la mili vivimos desinformados a pesar de que las noticias nos llegaban por todos los medios y eran lo suficientemente atractivas como para prestarles atención. Eran atractivas sí, pero no para nosotros, nos importaba que un día había pasado, que nos quedaba un día menos. Para nosotros la noticia era cuánto de cerca se encontraba el fin de nuestra estancia forzada.

Se trataba de una obsesión que impedía vivir otra realidad, la que ocupaba la portada de los periódicos.

Sólo después, una vez acabada, ya en casa, pudimos sopesar la importancia de los hechos que se habían desarrollado mientras nosotros jugábamos a soldaditos. Y sólo entonces pudimos juzgar si habíamos perdido el tiempo, si habíamos dedicado quince meses a nada, si era lamentable no haber vivido esos acontecimientos. Nos preguntamos qué hubiese cambiado.

La respuesta es que la pregunta no ha lugar, lo pasado pasado está. La otra respuesta podría ser que el único cambio hubiera venido dado por la libertad de elección.

La mili pasó. Y generó «mili una historia».

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entradas relacionadas

Comience a escribir y presione enter para buscar. Presione ESC para cancelar.

Volver arriba